Facebook Twitter Google +1     Admin

LaMima



Un nuevo horizonte. Guia sobre Acondroplasia

Un nuevo horizonte.
Guia sobre Acondroplasia(pdf)

Temas

Archivos

Enlaces


Se muestran los artículos pertenecientes al tema Una de libros.

EL DISFRAZ

20160203192552-20160202-233034.jpg

Este año, en el cole de Ainhoa, han propuesto como tema para el carnaval la literatura y, para variar, hemos ido "corrín corriendo" preparando el disfraz. Afortunadamene mi chica tenía bien claro desde el primer momento lo que quería hacer y como:

- Inma, tranquila. Ziara y yo hemos decidido disfrazarnos de "ebook". Es muy fácil: dos planchas de goma-eva, negra y blanca, y escribimos algo dentro.

No me pareció mala idea y la ví fácil así que me relajé tanto que anteayer nos llegó la prisa y nos pusimos a las tantas a preparar el invento.

El "formato" del traje estaba claro pero no habíamos decidido nada acerca de lo principal: ¿que escribimos dentro?Ainhoa había preparado durante el fin de semana un cuentete que finalmente le resultó muy largo y no le acababa de convencer así que había que ir a por el plan B: buscar algo chulo entre los cuentos que ya tiene.

En cuanto se lo propuse salió disparada a su habitación:

- ¡Ya lo sé Inma;Cyrano!

Claro, Cyrano.

Cuando Ainhoa era pequeña disfruté mucho comprándole cuentos ilustrados para leerlos juntas. Recuerdo perfectamente que me enamoré de uno que le regaló Inde: Princesas olvidadas o desconocidas ilustrado por Rébecca Dautremer. A ella también le gustó muchísimo así que cuando descubrí una versión de Cyrano de Bergerac, también ilustrada por Dautremer, no me pude resistir a comprarlo.

Todavía me recuerdo tumbada en su cama leyéndoselo mientras ella paseaba su dedico por el dibujo de la enorme nariz del protagonista. Y también recuerdo lo atenta que escuchaba mi relato. Y sus preguntas (entonces solo tenía 5 años).

Así que no me ha extrañado su elección, incluso el texto. 

"Aunque se tenga una nariz enorme, se puede llevar una vida normal.

Comer (sin demasiada pimienta), beber (con una pajita), dormir (excepto boca abajo) y enamorarse (sin comentarios).

Cyrano estaba enamorado de su prima Roxana."

 

La vida normal siempre tiene sus cosas. 

Disfruten del carnaval. Todos.


04/02/2016 08:12 LaMima #. Una de libros Hay 3 comentarios.

Llega el libro de Chesús: La mirada del bosque

20100918132423-chesus.jpg

Mientras la familia de nuestro querido Labordeta puede, al fin, despedirse de él en la intimidad...un amigo suyo habrá de enjugar las lágrimas  (esas que hoy a mediodía brillaban cuando nos hemos abrazado en la sala de La Aljafería) para mostrar su mejor cara.

Mañana martes día 21, por la tarde, tendrá lugar la presentación en Zaragoza de LA MIRADA DEL BOSQUEel libro de Chesús Yuste. Le acompañarán el director de la editorial Paréntesis Antonio Rivero, el escritor Antón Castro y nuestro querido "cinépata" Alfredo Moreno.

Y un montón de amigos.

Y el abuelo desde donde esté.

Seguro.

Será a las 20.00 h. en el hall del Teatro Principal (en el Coso, junto a Plaza de España de Zaragoza) así que ya tengo cita para pasar un buen rato.... y un libro para unos cuantos más.

20/09/2010 21:24 LaMima #. Una de libros Hay 4 comentarios.

Un cuento

20100804140411-orejasdemariposa.jpg

Llevo una temporada que me ha dado fuerte con los cómics y los cuentos para niños (y/o adultos) bien ilustrados. Ainhoa, muy aficionada a dibujar de momento, comparte conmigo ese afán y no podemos pasar delante de una librería sin que me pida entrar un rato al rincón que suelen tener reservado para ellos.

Uno de los últimos que hemos traído a casa (gracias al consejo de nuestra amiga Yolanda desde las "extremaduras") es este que os muestro hoy.

Orejas de Mariposa es un cuento de la escritora asturiana, Luisa Aguilar que le valió quedar finalista en un premio de literatura infantil en Italia el año pasado y que cuenta con las deliciosas ilustraciones de un dibujante brasileño llamado André Neves.

Nos ha gustado un montón.

Contra lo pastelosos y, a menudo, demasiado forzados cuentos "con moraleja" en Orejas de Mariposa se habla con sencillez de ese mundillo espinoso de los niños que insultan porque sí (que también los hay, claro), y de la necesidad de reconducir nuestra actitud hacia esas burlas absurdas para no hundirnos con ellas.

Es posible; unas orejotas grandes son ... mariposas, un vestido hecho con la tela de un mantel a cuadros esconde en realidad un tablero de ajedrez... la mamá de Mara ha construido para ella un manojo de argumentos con que enfrentar los comentarios maliciosos que le dedican algunos niños ..

                                      492711d56a310  

.. y ella los utiliza, si, pero no se trata solo de eso.

Comparar unas orejas grandes con alas de mariposa solo es un paso intermedio, una forma de llegar a lo más importante; el reconocimiento de nosotros mismos tal como somos.

Aceptar nuestras diferencias, alimentar nuestra autoestima de forma honesta y sin estridencias (aquí nadie es mejor que nadie) nos aleja de convertirnos en pequeños e infelices déspotas y nos ayuda a ocupar nuestra atención en algo más divertido que fastidiar a los demás o autocompadecernos.

Cuando leemos con Ainhoa este cuento disfrutamos con los dibujos, imitamos el sonsonete que suele acompañar las burlas...pero lo mejor de todo es el final.

Lo verdaderamente bonito, después de todo eso, es escuchar en boca de mi hija el texto de la útlima página..

.. "Mara es una orejotas!, ¿o nos vas a decir que son orejas de mariposa?"

.. "¡No!. Sólo son orejas grandes, ¡pero no me importa!"

06/08/2010 07:26 LaMima #. Una de libros Hay 7 comentarios.

Azul Ruso

20100316230311-24022010330.jpg

Acudí a la presentación de Azul Ruso media hora antes de la convocatoria; quería hacerme pronto con el libro y saludar a su autora en persona (¡por fin!) sin el previsto agobio posterior.

Hice bien.

Patricia apareció enseguida, radiante, por la librería e inmediatamente me obsequió con el halago de reconocerme sin dar tiempo a que yo abriese la boca.

No pretendía entretenerla, no era momento, pero ella sabe como nadie sacar partido a lo breve; hubo cariño en nuestro cruce de palabras (como en la dedicatoria que dejó en mi ejemplar de su libro) y aún tuvo tiempo para contarme que el gatico de papel maché del escaparate (ese de la foto) había sido el inesperado regalo de un alumno (o alumna, no recuerdo ahora) para acompañarla en el evento. Me pareció un detalle revelador.

 

Había previsto leer Azul Ruso en la montaña, me apetecía la pausa que me suele proporcionar estar allí, pero como no todo suele salir según lo previsto (Murphy o qué) tuve que hacer mi primera lectura envuelta en el triste, aséptico y “azul” (bueno, en este caso verde rancio) marco de un hospital. Allí el libro es un universo nuevo.

Patricia escribe (y perdón por la expresión) endemoniadamente bien.

Tiene esa habilidad tan chula de decir mucho con pocas palabras; sabe explicar el color, el olor, el sabor de los sentimientos. Recorrer las cosas que miras o que pasan un instante antes de que el mundo se te venga encima (“.. Era sábado, habían dado las siete y el cielo plomizo se cargaba a ratos de una luz extraña, de fogonazos que tenían algo de descubrimiento fatal, de disparo en la boca”) poner palabras a determinados gestos mundanos (” ..Madame Chantal en persona nos abrió la puerta de su atelier, besuqueó el aire que rodeaba las mejillas de ambas y nos condujo a través de un largo corredor pintado de color oro”..) y conseguir así, siempre, colocarte en medio de una atmósfera reconocible y, sin embargo, peculiar.

Así Azul Ruso te arrastra hacia un mundo extraño donde personajes en ocasiones extravagantes resuelven sus conflictos de forma, digamos, curiosa pero que si lo piensas no hacen sino caminar como pueden, igual que los demás, por el circuito bacheado de la vida. De una cualquiera de nuestras vidas.

Desamor, trastorno, muerte, decisión, rencor, olvido….son sentimientos inherentes a la condición humana y ellos son los que salpican el libro disfrazados de magia, de excepcionalidad.

En ocasiones inquietantes, los cuentos de Patricia no te dejan frío, es imposible; llegan demasiado lejos. En mi caso el "paseo" con ellos empezó muy pronto, con el primero: Piroquinesis.

Tengo que decir no obstante que me parece el más real de todos, el más claro, el reconocible; quizás ni ella misma imaginaba cuando lo escribió la cantidad de verdades lleva dentro. Bueno, aunque seguramente, lo que ocurre es que son mis ojos los que, ya por deformación, van más allá.....  

Quien lo lea, creo, sabrá entenderlo.

16/03/2010 23:43 LaMima #. Una de libros Hay 7 comentarios.

Paracuellos

20100302132854-destacados-749-imagen1.jpg

“Acabo de terminar Todo Paracuellos. Qué mierda de país hemos sido”.

He enviado este mensaje a Carmen Alonso mientras abandonaba la cafetería con el grueso tomo que agrupa la serie de historietas que Carlos Giménez escribió entre 1977 y 2003 y que ella misma me regaló este sábado tras pasar un buen rato husmeando en la librería cercana a mi casa decidida como estaba a introducirme en el mundo del cómic.

Confieso que no tenía ni idea de la existencia de este trabajo y me he quedado perpleja; como supongo que imaginaba al comprármelo, me ha cautivado por completo. “No me digas qué te parece hasta que lo hayas leído entero”, me dijo, y aquí estoy escribiendo sobre la bandeja a los pies de una cama de hospital, con el libro al lado, interrumpiendo este relato para repasar algunos episodios que me han llegado al alma.

Ayer por la tarde, cuando abrí la primera página, me encontré con un prólogo de Juan Marsé (fechado en diciembre de 2006) que me dio una pista clara de lo que iba a encontrar dentro. Transcribo algún párrafo que no pude evitar subrayar: “Hoy en día, que tanto énfasis y tanta bilis ponen los nostálgicos de la dictadura en su negativa a la recuperación de la memoria histórica, una memoria que fue sojuzgada, amordazada, expoliada, falseada y humillada a lo largo de casi cuarenta años, convendría recordar la labor de los que se adelantaron en el testimonio y la denuncia de esa interminable ignominia.”

……………………

“Los seis episodios que componen la magnífica serie son la memoria viva y herida de su autor; el retrato fiel y la crónica implacable de unos hechos oprobiosos, y estos niños que compartieron con él un largo infortunio de castigos, hambruna, frío y soledades, hace ya tiempo que han pasado a formar parte de una insobornable memoria popular que no admite componendas”.

 

La primera edición de Paracuellos se publicó en 1977 y con esta serie de tebeos, Carlos Giménez se propuso acercarnos a las historias de los niños que vivieron en los Hogares del Auxilio Social durante la posguerra española. Giménez es alguien muy apropiado para hablarnos de esa experiencia: él fue uno de esos chavales famélicos, de cabeza rapada y orejas de soplillo, desolados por el abandono y la crueldad con que eran tratados ( y que, en consecuencia, se convirtieron en crueles a su vez) que deambuló por varios de esos “hogares”. En su introducción confiesa que todas y cada una de las historias, de las anécdotas que cuenta, están basadas en hechos reales y pensar que todo lo que he leído es rigurosamente cierto me produce un escalofrío.

Imaginar que realmente alguien era capaz de castigar una y otra vez a un chaval (cojo a consecuencia de la “polio”) por llegar entre los tres últimos a la fila, a un padre viudo dejando a sus hijos en el “hogar” para formar otra familia y acudir a buscarlos únicamente para “la foto de familia numerosa”, tanta bofetada (los famosos bofetones "a dos manos" que tenían la "ventaja" de que el agredido no caía al suelo), tanto golpe, tanta injusticia…tanta hambre…..adultos infames convirtiendo a inocentes niños en fotocopias de sí mismos…. Vergonzoso, humillante, descorazonador.

Dice Giménez en su prólogo que lo que ocurría en estos lugares no era sino la extensión de las actitudes de la sociedad de aquella época. Los Hogares de Auxilio Social eran un fiel reflejo de la España de la posguerra franquista y no conviene olvidarlo, claro que no.

Aunque nos ponga los pelos de punta, dejémonos llevar por esas historias, tan duras y tan enternecedoras a la vez (si, hay momentos que es imposible no sonreír) Aprendamos de lo que fue para dejarlo por siempre en ese recuerdo, lejos de la realidad actual o futura.

No cometamos de nuevo tantos y tan crueles errores.

(No he podido visitar los enlaces que os dejo, y otros más que acabo de ver de refilón, porque he estado unos días "fuera de red" en el más amplio sentido de la palabra. La viñeta que dejo, tan significativa, la he cogido aquí, aunque se me ocurrían un montón de fragmentos del libro para abrir boca)

02/03/2010 13:28 LaMima #. Una de libros Hay 10 comentarios.

La ceni..

20091112093516-cenicienta.jpg

Supe de la existencia de este cuento hace ya tiempo, a través de la red, y quedé entusiasmada. Hace un par de semanas, mientras encargaba un libro, lo ví en el estante de la librería; no me pude resistir, ¡y que bien hice!.

Creo que después de las buenas voces, en riguroso orden, envidio sobremanera a la gente que sabe dibujar y contar historias así que estaba claro que me tenía que encantar.

Nunila López Salamero tenía una historia que recontarnos y Myriam Cameros Sierra supo ponerle imágenes. El resultado: una delicia llamada La Cenicienta que no quería comer perdices.

Dicen bien las crónicas que circulan sobre él: estamos ante un cuento que desmonta cuentos. Estamos ante una cenicienta engullida por el "abrazo" de un príncipe penoso que, no sin ayuda y esfuerzo, consigue recuperarse y abrir los ojos para vivir su propia vida. Una cenicienta que aprende a decir NO. Todavía hace falta escuchar esto.

El prólogo es de Maruja Torres (".....Pasen y miren. Qué guapa está, medio tarumba aún por el descubrimientos de que ella para ella lo es todo.....") y cuenta también en sus páginas finales a modo de historieta (muy divertida) como se fraguó todo este proyecto. Merece la pena tenerlo entre manos.

Acabo de oir en la radio que los jóvenes piensan que siendo violentos resultan más atractivos....no sé en qué basan esa afirmación pero por si acaso no estaría de más que "la ceni" llegara a muchos de ellos.

Porque no es solo un cuento para adultos, de verdad. No os lo perdáis.

12/11/2009 07:59 LaMima #. Una de libros Hay 5 comentarios.

Ayer con Chema, con Isamar...con Dora.

Siempre he pensado que las cosas hechas con cariño, con convicción, con verdadero compromiso merecen salir bien: es, creo yo, su derecho.

Si a todo esto se le une un ingrediente definitivo, el trabajo, el resultado está garantizado y Dora Soñadora es prueba de ello.

Ojo, hablo de trabajo concienzudo (es evidente al abrir sus páginas), ese que se rumia, se insiste, se come el tiempo. El que nace de una cierta humildad (consultar a quien sabes que conoce mejor ciertas cosas) y de paciencia,  que seguro ha tenido un importante papel en el proceso.

Cuando ayer tomé mi ejemplar de aquella mesa y lo abrí lo tuve claro: allí había mucho de todo esto. ¡Que delicia!.

Me bastaron unos minutos para hacer una lectura rápida pero fue mas bonito escuchar y ver a Isamar contárnoslo. Su brazo derecho se había convertido en Fada mientras otro hermoso gato blanco descendía por su hombro….

Ainhoa, un poco asustada al principio, se rindió enseguida al relato de Isamar (y a su “brazo-gato”) como hicieron los demás niños que estaban allí con ella (alguno, por cierto, con verdadero afán de suplir a la “cuentacuentos”..jeje).

Luego vino Chema, el dueño del sueño, y nos contó un poco su camino hasta el libro. Nos recordó que era importante confiar en nuestros sueños, que gracias a ellos podíamos cumplir nuestros deseos y que, claro, esperaba que todos supiéramos ver (y enseñar a quienes se lo leemos) todas las cosas que sus páginas encierran dentro. Animales (humanos o no) diferentes, niños que se ayudan, letras de diversos tamaños, “gatos encerrados”, respeto.…

No conozco bien a Chema; apenas nos hemos visto un par de veces en persona. Solo sé de él por su trabajo y porque contamos con una amiga común pero me atrevo a decir que este cuento guarda muchos de sus compromisos personales.

Repaso el dibujo de la habitación de Dora, (hay allí muchas referencias a sí mismo y a su trabajo ¡y las que se me habrán colado!), ese momento de liberación animal que organizan Dora y su amigo Ginés.. .... todo, creo, forma parte del círculo de su mundo, y no podía haber encontrado mejor forma de mostrarlo. El resultado es verdaderamente hermoso. Os lo recomiendo vivamente, en serio.

Cuando terminó la presentación la última sorpresa: ¡lenguas de gato de chocolate!.... no podíamos haber salido más contentas con tales premios.

31/10/2009 17:37 LaMima #. Una de libros Hay 6 comentarios.

Presentación de DORA SOÑADORA

20091029141540-portada-y-contra-blog.jpg

Ya está aqui: el "sueño" de Dora arranca este viernes día 30 de octubre en la FNAC Plaza de España de Zaragoza a las 18,30h.

Mirad la portada, ¡que bien se ven Dora y su gatico en ese colchón de luna!, dan ganas de acomodarse entre ellos ¿verdad?, pues ya podemos hacerlo.

Y ahora, sí, os dejo el dibujo del que hablé el otro día y entonces no podía mostrar (si pincháis encima lo veréis más grande). 

¿Se entiende ahora mi emoción?..

30/10/2009 00:12 LaMima #. Una de libros Hay 3 comentarios.

Un cuento que viene: Dora Soñadora

20091023085818-luna-gato.jpg

Me envía Chema Lera un precioso dibujo como anticipo del libro que acaba de publicar y que presentará el próximo día 30 ("haremos la presentación para niños" me dice en su correo)....seguro que no imagina lo halagada que me he sentido al recibirlo.

El dibujo (lo dejaré aquí tras esa presentación), además de bello, es muy especial. Mucho.

La sensibilidad que siempre demuestra Chema hacia las cosas me emociona y  me consta que a Luisa le ocurre lo mismo. Ella lo expresa muy bien en el blog de  Daniel; esa página de su nuevo libro, es "solidaria, bella y bondadosa".

El cuento se titula Dora Soñadora. Nos recuerda que hay sueños que necesitan ser compartidos para hacerse realidad...y muchas cosas más. Creo que nos va a gustar un montón.

Mientras llega el día 30 para tenerlo entre manos solo puedo desear desde aquí lo mejor a ese nuevo trabajo y, sobre todo, hacer llegar a Chema todo mi agradecimiento. 

(He cogido esta foto del blog de los gaticos de Chema. Su trabajo con el libro, como podéis ver, fue convenientemente supervisado).  

26/10/2009 01:11 LaMima #. Una de libros Hay 3 comentarios.

Las esquinas de la luna

Esta semana viene intensa en muchos aspectos así que habré de tomármela con calma. Voy calibrando fuerzas, no es fácil, pero mientras llega el equilibrio me espera algún buen rato. No todo es turbio.

Para empezarla bien, una bienvenida.

El martes día 16, a las 20,00h. en la FNAC de la Plaza de España de Zaragoza se presenta el poemario "Las esquinas de la Luna" (Eclipsados, 2009), de nuestra querida Luisa Miñana.

Tengo muchas ganas de ese poemario: leer a Luisa es siempre un placer. Lo fue en su momento con su novela Pandeoro (que recomiendo vivamente), lo es (sigue ahí) a través de ese "experimento" magnífico que ha resultado La Arquitectura de tus huesos, lo consigue cada día tanto en su blog como en el que comparte para hablarnos de Daniel y de la vida diferente (Un blog para Daniel) y que fue mi primer contacto con ella y lo ha sido sin duda en cada poema que de vez en cuando iba dejando por ahí.

Llegaba pues la hora de hacer algo en ese campo y aquí está: Las esquinas de la luna. Tengo curiosidad por leerlo, mucha, y por ver por qué caminos nos quiere llevar esta vez. 

Será el martes, allí nos veremos. 

Mientras, como afortunadamente tengo la suerte de contar con su amistad, le dejo aquí unas flores para desearle buena suerte y, ¿por que no? para deseármela también a mí. Las "recogí" en Jaca el fin de semana pasado y me alegra los ojos mirarlas de vez en cuando.

 

15/06/2009 07:40 LaMima #. Una de libros Hay 4 comentarios.

Más libros, si..

       

 

Pst, mirad que dos chuladas me han llegado estos días desde el Museo Pedagógico de Aragón.

Llevo el primero, Los secretos del Museo Pedagógico de Aragón, en el bolso desde que lo recibí: parece un cuaderno escolar...me encanta. Es como si me hubiese trasladado a otro tiempo.

Si queréis saber más acerca de ellos podéis pinchar aquí. (¡Ay!, no sé yo si eso del libro electrónico va a ser para mí...)

22/05/2009 16:07 LaMima #. Una de libros Hay 3 comentarios.

Tardes de blog: La Arquitectura de tus huesos

20090421144432-21042009023.jpg

Recibo un correo de Javier López Clemente con una nueva cita para sus Tardes de Blog en ese mágico lugar que es El pequeño teatro de los libros y esta vez con protagonista de verdadero lujo: La arquitectura de tus huesos, el magnífico "libro-blog" con que Luisa Miñana nos ha deleitado durante poco más de un año.

Mi primer contacto con este trabajo fue, como sabe su autora, en un tren reparador camino a Gijón. No se me olvida casi ni una coma de alguno de esos textos (leed por ejemplo Venecia después de una tormenta de veranoSecond Life o La otra, tres de mis favoritos) pero mi entusiasmo de aquel momento no es nada para lo que ha llegado después.

Viendo en lo que se han transformado las páginas que encuaderné precipitada en el trabajo para viajar conmigo he de confesar que no supe valorar en su justa medida lo que tenía entre manos. Era de esperar: Luisa tenía muchas más cosas que contarnos, que sugerirnos, que provocar a partir de los textos que leí entonces.

El resultado es sencillamente magnífico y lo mejor es que su autora nos lo deja en la red dispuesto a ser releído en cualquier momento ..... " La arquitectura permanecerá orbitando entre los universos paralelos de nuestras interpretaciones..". Gracias querida, será un placer volver a ella de tiento en tiento.

No voy a poder acudir a la cita de este sábado, estaré fuera de Z esos días, pero me queda el consuelo de poder verlo después. (¿he dicho consuelo?..seguramente me fastidiará aún más haber faltado....)

Desde aquí mi más sincera enhorabuena a Luisa y a sus colaboradores en este proyecto (Fernado Sarría y Miguel Angel Latorre). De corazón.

Aquí tenéis esa invitación....también es para vosotros:

El pasado domingo se colgó en Internet el último capítulo de La arquitectura de tus huesos.

Tardes de Blog quiere dotar a este proyecto de carne, piel y esqueleto, una reconstrucción en otras coordenadas que contará con la participación de su autora Luisa Miñana, además de las voces de Susana Mazo y Elena Val.

El resultado de esa corporeización será reintegrado después a la red y el ciclo se cerrará. Se cerrará por nuestra parte. Por la vuestra esperamos que no: La arquitectura permanecerá orbitando entre los universos paralelos de vuestras interpretaciones. Vuestra es. Os esperamos

El pequeño Teatro de los Libros

http://teatrodelibros.blogspot.com

C/Silvestre Pérez 21- Barrio de Las Fuentes

(Autobuses 22-24-30-44)

Sábado 25 de abril a las 18:00 horas

23/04/2009 20:06 LaMima #. Una de libros Hay 4 comentarios.

Como dura poco la alegría...

20090416072939-cesta2.jpg

.. Ayer me cansé de oir en radio y televisión que el IPC del mes de marzo había resultado un -0,1%. ¡Albricias!, piensa uno enseguida, con la cosa tan achuchada al menos que bajen los precios....

Se lo dije jubilosa a mi santo (responsable absoluto de la intendencia familiar) cuando nos vimos a la hora de la comida y me cuesta reproducir aquí el careto que puso el pobre: "¿que ha bajado qué?¿donde?¿cuando?" :P

Igual es que mi cesta de la compra no vale... le propondré revisarla cuando cambie el careto. Si eso.

.. De cualquie forma ya se sabe que lo mejor es poner al mal tiempo buena cara, así que mientras se me ocurre algo para cambiar la de mi esposo agradeceré a los amigos "Carbonell & Coipesol" (Joaquín Carbonell y Roberto Miranda) que hayan vuelto a las andadas y publiquen nuevo libro: ARAGON A LA BRASA.

Se presenta esta tarde, en el Drinks&Pool (Conde Aranda 138) a las 19,30h. Prometen merienda..oye, que no está la cosa para escatimar manduca..ni risas.

¡Por allí nos vemos!

16/04/2009 07:30 LaMima #. Una de libros Hay 4 comentarios.

Pirineos, tristes montes

20090406115314-tristesmontes.jpg

Creo que adoro el Pirineo desde que tengo uso de razón.

Cuando era pequeña mi padre, tan amigo siempre de pasar el mayor tiempo posible al aire libre, solía llevarnos  a menudo en verano a pasar el día por allí. Entonces frecuentábamos sobre todo, el Valle del Roncal, Hecho y la Selva de Oza, (solíamos alternar un día de pirineo con otro por el acueducto, el pantano de Yesa, el puente de Artieda o los aledaños de la Foz de Lumbier. ¡Que regalo me dio con esos días por aquellos preciosos lugares!).

Luego llegaron las primeras vacaciones en pareja, con la tienda de campaña...y Benasque. Ese valle nos enganchó totalmente y fue nuestro destino fijo, verano tras verano, hasta que nació Daniel. 

Siempre tuve la secreta ilusión de buscar un refugio por esos lares. Como mi santo compartía totalmente esa afición, hace unos años decidimos liarnos la manta a la cabeza y, tras un largo y triste periplo que no viene a cuento, poco después de la llegada de Ainhoa pudimos disfrutar al fin de nuestro pequeño hueco frente a la Collarada.

Cuento todo esto porque sé que, en cierto modo, hace mucho tiempo que quería formar parte de esa tierra aunque eso no sea del todo posible. Me refiero a no ser la turistilla de la city que se limita a calzarse los esquís en invierno, sino alguien que disfruta, comprende, respeta y aprende de unos lugares tan hermosos y tan cargados de historia como los que encierran esas montañas sea en primavera, verano, otoño o invierno. Por eso, aquel día que buceaba por la página de La librería de Cazarabet y vi el libro de Severino Pallaruelo no me pude resistir a comprarlo.

Pirineos, tristes montes hace un repaso por algunas de las pequeñas historias que han forjado la vida de la gente del pirineo aragonés en los alrededores de la Guerra Civil. Historias de otros tiempos, de épocas grises y crueles, de gentes condenadas a vivir solas entre sus vecinos….. de situaciones que ahora nos cuesta imaginar (reconozco en muchas de ellas experiencias similares a las que mis padres me han contado de aquellos caseríos perdidos en el Pais Vasco, su tierra, y me pregunto si no será que la vida en los sitios realmente bellos tiene un precio demasiado caro..)

El autor nos introduce en ese mundo a la manera que se contaban las vivencias antes, a saltos, yendo de un lugar a otro, de una historia a otra de tinte distinto pero siempre con un denominador común: el decorado de unas montañas que aislan a sus gentes pero no lo suficiente como para alejarlas del horror de la miseria y la guerra. Veintiocho trozos de vida.

Queda un poso de tristeza cuando cierras sus tapas: cuesta creer que todo aquello haya ocurrido en los mismos parajes que ahora admiramos y nos embelesan..pero así ha sido y no lo deberíamos olvidar nunca, por eso me ha gustado tanto leerlo.

Ese es el bagaje de la tierra que pisamos, el que arrastra su gente (la que está y la que se fue) y de ahí viene gran parte de lo que ahora vemos. Aun así Pallaruelo deja algún resquicio, pequeño, para la sonrisa aunque venga de la mano de cierta ignorancia. La historia del aldeano que, paseando, recoge del suelo la caja vacía de una lata de sardinas, la lee con detenimiento y cuando llega a casa y descubre que una de sus cabras acaba de parir un cabrito decide bautizarlo con el pomposo nombre de “Peso Neto” consiguió arrancarme una carcajada.

Bueno, lo consiguió entonces porque ahora que lo pienso……………

(Foto: portada de la edición de 2008 publicada por Xordica Editorial, que es la que yo tengo. El libro se publicó por primera vez en 1990).

06/04/2009 15:01 LaMima #. Una de libros Hay 10 comentarios.

Bestiario ilustrado de Aragón, de Chema Lera...y un atardecer

20090222230711-portada-bestiario.jpg

El viernes recibí en el correo una preciosa invitación para la presentación del Bestiario ilustrado de Aragón de Chema Lera.

Desde que supe del libro no veo el momento de tenerlo entre manos y admirar la investigacion y los dibujos de Chema así que haré lo imposible por acudir.

Será mañana lunes 23 de febrero a las 19,30h. en la Sala Ambito Cultural de El Corte Inglés de Paseo Independencia (2ª planta).

Y..que no me puedo resistir a enseñaros esta foto. No hace justicia, ya, pero algo así atardecía hoy en Monrepós. Maravilloso.

22/02/2009 23:05 LaMima #. Una de libros Hay 4 comentarios.

Dos libros

El sábado, en nuestra tarde de blog, Javier López Clemente me preguntó por el ritual que suelo seguir a la hora de elegir el libro que voy a leer.

Es cierto que disfruto mucho sentándome frente a mis estanterías intentando decidir cual es el más adecuado, oportuno..o factible para el tiempo que tengo o me viene, pero no siempre empieza así la historia. De hecho esta semana tengo dos entre manos que han llegado a mí de forma diferente.

El primero, al fin, El Alhaquín el poemario de Fernando Sarría premiado y que no pude recoger el otro día.

Además dedicado, que me hace más ilusión.

Un alhaquín es un tejedor. El poemario de Fernando es en cierto modo un recorrido por ese hacer y deshacer al que nos fuerzan los sentimientos. El amor...el deseo.

Como hago siempre con la poesía voy leyéndolo a saltos y en este caso sus versos breves se van haciendo así más sugerentes si cabe:

" Despacio, me dices, despacio

y yo te escucho lejos

hasta que clavas las agujas de tu dicha

como una pantera en mis costillas"

..............................................................

" Me iré pronto, sabes que no soporto el silencio

que hace girar las cucharillas del desayuno"

........................................................................................................

El segundo es Quieto, de Màrius Serra.

Hace más de un mes que lo tenía encargado en una librería y me llamaron por teléfono el lunes para decirme que ya estaba; me faltó tiempo para ir a recogerlo esa misma tarde.

Supe de este libro gracias a Luisa. Un día que quedamos a comer lo llevaba por el bolso y me lo enseñó: "te lo tienes que leer". Lo ojeé un momento y enseguida me llamó la atención este párrafo de la primera página: "..LLuís es nuestro segundo hijo. Tiene unas necesidades peculiares, pero eso sólo significa que estamos más pendientes de su fragilidad. Nuestro objetivo es que ni su hermana ni nosotros dejemos de hacer nunca nada de lo que haríamos sin no tuviera que ir por el mundo al 15% de rendimiento. No siempre es posible, pero la mayoría de las veces se trata sólo de hacerlo de otra manera..."

Me ha sido imposible dejarlo en la estantería esperando turno. Si pudiese detendría el mundo para leerlo ya mismo, enterito y con calma al calor de mi sofá.....pero de momento solo me ha dado para los ocho primeros episodios.

Hoy a mediodía he terminado el octavo. Se titula Correr y termina con Serra asumiendo con dolor y rabia que su hijo nunca iba a poder hacerlo "..que no sepa correr (Lluís) con la elegancia desgarbada que ahora mismo exhibe mi sobrino Oriol es otra cosa. Eso sí que es una maldad que nadie debería tolerar. Una verdadera putada"

Quizás por eso ha hecho que Llullu (Lluís) corra, en cierta forma, en el libro. 

La imagen que dejo de Màrius y Lluís en la alfombra viene de aquí y pertenece a la sesión fotográfica que padre e hijo se hicieron para crear esa imaginaria carrera.

Por mi parte he de decir que, cada vez que cojo el libro, dejo que resbalen entre mis dedos esas últimas páginas y así Llullu vuele hacia no sé que meta.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

* Seguramente esta entrada es la confirmación de que Javier es muy observador: efectivamente, solo hablo de libros escritos por amigos, o relacionados con la discapacidad. ¿Por que?..no sabría decir. 

**Acabo de darme cuenta de que los dos tienen algo en común: ambos me han llegado desde el bolso de Luisa Miñana.

11/02/2009 22:53 LaMima #. Una de libros Hay 5 comentarios.

Piedad

20081213225757-piedad.jpg

“Gracias” a la incesante lluvia y, en especial, a uno de esos virus que acostumbran a visitar a nuestros niños en estas fechas, el sábado por la tarde me leí de una sentada (y no recuerdo la última vez que pude hacer algo así) PIEDAD, el último libro de Miguel Mena.

PIEDAD entró en mi casa la noche del jueves en ese bolso llenito de libros que volvió de la presentación del poemario de Marta y curiosamente se ha “colado” saltándose la larga lista de espera que, desde que me acuerdo, se impacienta en mi estantería.

Tenía un interés especial en él (quizá obvio por ese fino hilo con que siento que el azar me ha unido a su autor) pero reconozco que en realidad me embebí en su lectura nada más colocarle mi ex libris por su formato. 

PIEDAD se construye en base a pequeños textos acompañados de una foto (las hay realmente curiosas) y eso anima enseguida a entrar en él… pero no es un libro cómodo: hay demasiado dolor entre esas páginas. Demasiados recuerdos punzantes (propios o ajenos) y eso es difícil de pasar por alto.

No conozco personalmente al autor y por eso me cuesta encontrar el tono exacto con que se refiere a algunas cosas (el hecho de hablar de su hijo Daniel, que padece el síndrome de Angelman, como “el niño sin voz” o valorar su intención al ahondar una y otra vez en las desgracias que aparecen día tras día), pero seguramente su "piedad" quiera estar más cerca de la empatía que de esa otra palabra tan incómoda: compasión.

Leer a Miguel Mena es un placer porque sabe bien como contar las cosas, como llenar de sensaciones las palabras; PIEDAD es un ejemplo de ello aunque aquí lleguen teñidas por unos sentimientos duros que reconozco a mi manera (yo tampoco olvido)  y que son tan reales y dolorosos que sobrecogen.

Quiero creer que el libro es ese desahogo del que habla su contraportada; ese mirarse al espejo obligatorio para enfrentar las cosas que todos necesitamos de una u otra forma y la constatación de que uno, tras algunos golpes, puede transformarse en una persona que se molesta en mirar a su alrededor y en ver el sufrimiento de los demás con otros ojos.

La realidad, aunque dolorosa, no debería ser nunca un obstáculo a evadir (nada puede hacerla desaparecer) pero tampoco un puerto donde quedarte anclado; ese es el equilibrio que hemos de lograr.

Voy a quedarme pues con esa lectura que sugiere el libro: la de abrir los ojos a "lo que hay", la de ser honesto con tus propios sentimientos para convivir con ellos sin magnificarlos. Por eso hay un momento que me ha gustado especialmente y en el que, de verdad y por muchos motivos, me gustaría verme reflejada.

Es el que dedica a Mercedes, la madre de Daniel; el de la página 84.

 

“A lo largo de la vida es mucho mayor la probabilidad de llevar una participación del gordo de Navidad que la de tener un hijo con síndrome de Angelman, pero ella sonríe siempre con el brillo luminoso de quien acaba de ganar en la lotería.”

 

Volveré sobre el libro, estoy segura, merece relecturas.

Mientras llega ese momento lo he recogido en mi estantería y creo que he encontrado un buen lugar para él. Desde anoche “Piedad” descansa al lado de "Un amor especial" de Kenzaburo Oé, a quien él también dedica un texto.

Supongo que le gustará el alojamiento.

15/12/2008 10:10 LaMima #. Una de libros Hay 8 comentarios.

Las islas de Marta

El jueves, como tenía previsto, estuve en la presentación de OCHO ISLAS Y UN INVIERNO, el poemario de Marta Navarro.

Una tiene la tentación de sentirse fuera de lugar en un acto así (mi actividad diaria corre por otros derroteros) pero eso es imposible cuando estás al lado de gente como Marta, Chesús, Marisancho, Luisa, Fernando, Alfredo, Mamen, Jose Antonio, Primo…. y un buen número de “desconocidos” con quienes resultó fácil entablar conversación cómplice.

Me sentí muy bien en esa librería.

Escuchamos palabras hermosas y llenas de cariño en esa carta de Jose Antonio Labordeta  que leyó Pepe Melero, me quedé anonadada con la minuciosa presentación de Luisa (querida, quiero una copia porque seguro que me perdí algo. Yo, como dijo Marta, también querré dar una vuelta al poemario desde tus ojos) y también fue una agradable sorpresa comprobar que hay editores como Francisco Aranguren (me gusta el nombre de su editorial, El Desembarco) dispuestos a "embarcarse" en una aventura así con alguien a quien apenas conocen.

Al final nuestra Marta: serena, segura, honesta,… tremendamente cercana. Imposible no rendirse al encanto de esos momentos.

Volví a casa con esa emoción que trae el llevar un puñado de libros en el bolso (incluso para mis niños: Mamen tuvo un detalle para ellos que desde aquí le agradezco) y esa sonrisa que se te queda en los labios cuando has pasado un buen rato.

OCHO ISLAS Y UN INVIERNO tiene muchas dedicatorias, su autora ha sido generosa, y creo que eso muestra que hay una parte de ella en cada verso allí plasmado. Eso es bueno. 

Anoche, ya en casa, repasé al azar alguno de sus poemas y las palabras que escribió para mí en su primera página.

Pensé en la cantidad de lecturas que puede tener el libro y eso me pareció un tesoro: seguro que hará de este invierno un lugar más cálido.

(Tenéis fotos en el blog de Jose Antonio Melendo y en el de Primo. Nuestros fotógrafos de cabecera).

 

 

 

Los días y la nieve

 

Atardece en la colina de tus labios.

El húmedo viento de abril

nos devuelve

las horas perdidas,

los días furtivos,

todo el amor incautado

sin previo aviso.

 

Atardece,

y son las cálidas

huellas del deseo

las que abren manantiales

y fronteras de fuego.

Murmullos de jade recorren caminos

largo tiempo inescrutables.

Atardece,

y en tus labios empieza la aventura.

 

                   Poema de Marta Navarro

12/12/2008 20:15 LaMima #. Una de libros Hay 7 comentarios.

Una cita

20081203185138-libro-marta.jpg.bmp

Que nadie lo olvide: mañana jueves 11, en Los Portadores de Sueños se presenta el nuevo poemario de Marta Navarro: OCHO ISLAS Y UN INVIERNO  con dos "padrinos" de lujo que, como merecen la autora y su trabajo, se han prestado con cariño a lanzar al mundo sus hermosos versos.

Cuanto me está gustando esto de acudir a las presentaciones de libros de amiguicos; me encanta.

Este, además, tiene algo especial para mí porque Marta dedica en él uno de sus poemas a Ainhoa y no os podeís imaginar lo que me emocionó saberlo. Que lujazo jolínes, no todos reciben una dedicatoria así con cuato añicos  (ni con cuarenta y tres, vaya, aunque no me voy a quejar que yo también he tenido mi gloria).

Pues eso: para el que pueda ir ¡allí nos veremos!.

09/12/2008 23:12 LaMima #. Una de libros Hay 6 comentarios.

Mi libro de verano: CHIQUITA (I)

20080902232629-imagen-4115185-2.jpg

Tenía preparado este libro para mis vacaciones desde el mes de abril: es voluminoso y me hubiese eternizado con él si lo comienzo en otro momento.

CHIQUITA, escrita por el cubano Antonio Orlando Rodríguez, cuenta la vida  de Espiridiona Cenda, una mujer cubana "liliputiense" (solo alcanzó las veintiséis pulgadas, unos 66 cm. de altura) nacida a mediados del siglo XIX y que se convirtió en una afamada artista de vaudeville.

De la mano de Chiquita y su biografía (más o menos fabulada por la protagonista y por su "escribiente oficial", y a la que el propio Antonio Orlando Rodríguez, que es quien recoge finalmente lo sucedido, va poniendo algún que otro obligado freno en aras de un mínimo rigor histórico) el lector pasea por los principales acontecimientos de aquella época: desde la independencia de Cuba hasta el inicio de la primera guerra mundial.

Aunque ese paseo histórico es en sí un atractivo, confieso que el verdadero motivo que me llevó a leer este libro fue conocer en qué términos se trataba a su protagonista en relación a su discapacidad y la verdad es que me parece que la novela no habla precisamente de eso por mucho que en su contraportada se incluya la manida frase: "La grandeza no tiene tamaño". (¡Claro que no jolín, que tontería!).

Resulta esperanzador constatar que alguien con las limitaciones de esta mujer (parecidas, que no iguales, a las de mi hija) fuese capaz, ya en aquella época, de vivir de la forma que quiso y llegar incluso a alcanzar un notable éxito social y profesional pero no me puede pasar por alto que en varios momentos del libro se hacen alusiones muy claras al hecho de que Espiridiona Cenda no era una "enana" sino una mujer pequeña pero "maravillosamente proporcionada". Vamos, que de alguna forma parece establecerse una línea divisoria muy clara entre la gente con acondroplasia, considerada deforme y por ello despreciable, y estas otras personas que simplemente son extremadamente pequeñas.

Si soy sincera la comparación no me ha ofendido exceso: sé que es y ha sido siempre así y el hecho de que el libro tome clara nota de ello solo confirma la evidencia. Probablemente, incluso hoy, la gente como mi hija no está tan mal vista por su estatura como por la circunstancia, al parecer imperdonable, de su desproporción. Qué cosas.

Aun así está claro que una gran parte del éxito de aquella Chiquita estuvo en lo curioso de su tamaño y que ella supo sacar partido de su diferencia. Se me ocurre pensar que igual consiguió, a fuerza de ser vista aquí y allá, que la gente dejara de pensar únicamente en su aspecto...pero bueno, mejor dejarlo. Pecaría de ilusa, supongo.

No tomo pues, mas allá de la coincidencia que supone su talla baja, la experiencia de esta mujer como ejemplo real para la vida de las personas como mi hija en este momento. Desde luego sería absurdo aunque he de reconocer que hay un pasaje concreto que me ha llevado a reflexionar sobre mi experiencia personal al respecto pero, permitidme, hablaré de él en otra entrega para no alargar el post. De momento yo diría que la historia de Chiquita solo debería tomarse como un caso de tesón, de ganas de dirigir la vida de uno sea como sea. De motivación para esforzarse por superar las barreras que muchos tienen de frente y allí sí le puedo tomar la palabra, pero nada más.

Con todo reconozco que el libro me ha gustado; definitivamente ha sido una buena elección para estos días.

Siempre he sentido una especial atracción por la literatura sudamericana: ese aire surrealista, un poco mágico, con que muchos de sus autores despliegan sus relatos me encanta y aquí Antonio Orlando Rodríguez no me ha decepcionado.

He disfrutado, especialmente, con los giros "cubanos" que el autor pone en boca de Cándido Olazábal, "biógrafo oficial" de Chiquita y no puedo evitar sonreír ante esa cierta magia con que se envuelven, a propósito, determinados acontecimientos.

Me queda pues un buen gusto de la novela. Extensa pero entretenida diría yo. No entro a valorar su calidad literaria porque no me siento capacitada pero, desde luego, ha merecido la pena pasear por esas más de quinientas páginas y sumergirse en un mundo ya pasado pero, si lo piensas, no tan lejos.

Otro día os cuento el resto.

02/09/2008 23:43 LaMima #. Una de libros Hay 6 comentarios.

Libros de verano

20080807122244-hpim7000.jpg

Una de las cosas que más me gusta de los días previos a irme de vacaciones es elegir los libros que me voy a llevar.

Confío siempre en encontrar algún buen rato de sosiego y sin interrupciones para zambullirme en ellos con la tranquilidad que me falta a lo largo del año así que la selección ha de ser cuidadosa: no se puede malgastar el tiempo.

Me siento en el suelo frente a "mis" estanterías del salón y repaso los lomos inmaculados de mi lectura pendiente: soy lo más parecido a una cría indecisa ante un escaparate de golosinas. 

Por un lado tengo reservado desde hace unos meses CHIQUITA, la novela de Antonio Orlando Rodríguez que ha ganado la XI edición del Premio Alfaguara de Novela. La razón es obvia: está basada en la vida de una artista cubana (Espiridiona Cenda) que no superaba los 65 cm. de altura (aunque no padecía acondroplasia) y me interesa saber en que tono está planteada su historia.

También danza por ahí LA GRIETA de Doris Lessing, o SAUCE CIEGO, MUJER DORMIDA de Murakami (este seguro que me lo llevo.  Se trata de una recopilación de cuentos así que es de los que se pueden leer a saltos y me tiene intrigada)...variada la cosa.

Una novedad este año es que quiero llevarme conmigo algo de poesía. Si consigo hacerme con él, quisiera leerme CINCO DIAS EN AGOSTO de Carmen Ruiz y algo de Antonio Pérez Morte, o de nuestra Anita Muñoz. Lo intentaré..

Como veis tengo mucho trabajo retrasado, supongo que no llegaré a todo pero el simple hecho de planearlo ya es un placer. De veras.

(Dejo aquí la foto de un rincón de Villanovilla, un pequeño pueblo de la Garcipollera, que me dejó enamorada. Pensar en disfrutar de un lugar así con un buen libro es todo un sueño).

12/08/2008 06:58 LaMima #. Una de libros Hay 8 comentarios.

Ayer, con Fernando

Cuanto me está gustando esto de ir a las presentaciones de libros de amigos....no sabía yo que la cosa funcionaba así.

Me estrené con mi querida Inde, cuando presentó su segunda edición de Jánovas, un pantano de papel un libro y una cercanía al autor que dio un tinte especial a aquella fria tarde de diciembre en la Cálamo.

Más tarde fue Victor Juan y la puesta de largo de Por escribir sus nombres; aquel día supe definitivamente que uno puede hacer de un acto así lo que entienda necesario fuera de formalismos y rigideces. Ya dije aquí en su momento que, si algún día escribo un libro, me gustaría contar con la ayuda de buenos amigos que le abran la puerta con el cariño y humor que ví en aquel salón.

Y eso mismo fue lo que vivimos ayer quienes acudimos a la FNAC a acompañar a Fernando Sarría en la presentación de su primer poemario: El error de las Hormigas.

Sonrisas, saludos sentidos, complicidades (junto a Fernando, en el centro, se encontraba su amigo Manuel Vilas a la izquierda de la foto y en el otro lado "su" editor: Nacho Escuín) y como guinda un poco de poesía a cargo del autor con una suave música y un montaje fotográfico precioso que Luisa había preparado para la ocasión. Por allí andaba Jose Antonio Melendo con su cámara así que pronto podreis verlo.

Disfruté de veras. Me sentí en familia, aunque había gente a la que no había visto nunca (¡eh!, al fin conocí en persona a nuestra Ana-Manzana. El que se me escapó, en el más auténtico sentido de la palabra, fue Javier, no sé....).

Bueno, lo importante es que Luisa y Fernando me hacen sentirme entre amigos. Siempre. Y se lo agradezco un montón.

Anoche me acosté con "las hormigas" de Fernando. Paseé página a página sobre el campo del deseo, de la espera y del desamor (o "desdeseo"). Me gustó mucho, lo disfruté de veras.

Ahora descansa en mi mesilla. Hoy, antes de acostarme, le daré otra vuelta.

 

Me llamas y voy.

Así hace el relámpago a la lluvia,

y gira alrededor de su luz.

"El error de las hormigas". Fernando Sarría.

ACTUALIZACION: Por fin hay fotos del evento por ahí, así que me permito "robarlas" para esta entrada. Gracias Luisa.

 

30/05/2008 18:19 LaMima #. Una de libros Hay 6 comentarios.

El error de las hormigas

20080526073124-portada-hormigas-grande-delante-1-.jpg

Después de las bilis del post anterior lo mejor es mirar hacia delante; buscar salida a una semana que se está complicando un poco (ayer mis hijos me hicieron unas confesiones que he de digerir y acabo de enterarme de que ha muerto Sidney Pollack) .

Afortunadamente esta sí va a ser LA SEMANA para nuestro Fernando Sarría y para los que le queremos.

El próximo jueves, 29 de mayo, a las 20 horas, en la Sala Fórum de la FNAC de Zaragoza, tendrá lugar la presentación de su libro de poemas "El error de las hormigas", publicado por la editorial Eclipsados y, si todo va como debe, allí nos veremos.

27/05/2008 08:05 LaMima #. Una de libros Hay 7 comentarios.

La mano que mece la pluma

20080516104502-events-1311-1-m1.jpg

Dentro de un rato arrancamos hacia el pirineo, de mini-fin-de-semana.

No suele importarme que vaya a hacer mal tiempo. Cuando es así aprovecho para leer o escribir un poco y observar  la montaña desde mi ventana, me gusta y me recarga, pero hoy tengo un importante plan.

Esta tarde, en Jaca y dentro del 2º ENCUENTRO DE MUJERES DE ESCRITORES, LA MANO QUE MECE LA PLUMA se espera la participación de Jose Luis Sampedro en una mesa redonda que lleva por título: "ESCRITURA Y VIDA. La prosa cotidiana. Hogar e intimidad".

Huelga decir que allí espero estar como un clavo: con mi ejemplar de La Ciencia y La Vida bajo el brazo dispuesta a escucharlo y, si es posible, a hacer el ridículo como si fuese una adolescente para estar a su lado, verlo de cerca y....bueno, intentar que me lo firme.

Tengo que tener suerte: estos días todo parece llevarme a él. El domingo por la noche, o el lunes, os cuento.

17/05/2008 09:50 LaMima #. Una de libros Hay 2 comentarios.

Cuentos de chicos

Como quiera que en el post anterior todos habéis tenido a bien añadir a vuestras lecturas las que os vienen de rebote desde vuestros hijos, os voy a presentar los cuentos del momento en mi casa.

Por un lado cada martes aterriza por aquí un librito procedente de la “biblioteca” que este trimestre se ha puesto en marcha en la clase de Ainhoa.

La idea es chula: cada semana traen un cuento a casa que hemos de leerles (repetidas veces, claro) para luego intentar que hagan un dibujo alusivo a la historia en una hojita que cada martes vuelve al colegio.

El primer cuento que trajo era una sosada monumental: solo cinco páginas con unos dibujos mas bien normalitos (con los dibujantes tan estupendos que hay por ahí, famosos o no) y en los que no había escritas más de media docena de palabras por página;

.. El gato

……….

.. La oca

……

.. Mami, léeme el “puento”

.. Esto es el "puento",  que no hay más hija

.. Yo quiero el "puentoooooooo"

Vamos, una pena.

Afortunadamente a partir de la segunda entrega hemos conocido a Emilio y Lilú que, aunque tampoco son para tirar cohetes, nos dan un poquito más de juego. (Eso sí; lo de conseguir que dibuje algo que tenga que ver con la historia es desesperante, ¡arg!).

De todas formas, y de momento, los cuentos que más veces tengo que leer a mi hija son los de la Colección Pequeña Tina, de Roxer Ríus. El miércoles, sin ir más lejos, encontré dos en un puesto de libros de Paseo Independencia y nos faltó tiempo para leerlos al llegar a casa.

¿Qué por qué le gustan? supongo que porque pasa algo; porque tienen una sencilla historia que le interesa.

Porque Tina es una niña a la que llaman la atención las mismas cosas que a ella, los dibujos le atraen... y además al final del librito hay un resumen del cuento en forma de pictograma que le encanta repasar (lo hace muy requetebién por cierto) para demostrarme orgullosa que se ha enterado de lo que le he contado.

¿Por qué me gustan a mí?, pues supongo que porque le gustan a ella. Y porque da la casualidad de que Tina es pequeña, muy pequeña, tanto que su papá la lleva al campo dentro de una cesta, se esconde cuando quiere entre los pucheros de la cocina o utiliza una seta de sombrero.

Ella es pequeña, pero eso no es un problema para nadie y eso, supongo que lo entendéis, me llena.

25/04/2008 07:16 LaMima #. Una de libros Hay 8 comentarios.

De fiestas y libros

20080423094637-20070419105141-caballero.jpg

Hoy es San Jorge, patrón de Aragón (lo digo porque probablemente nadie ignora que también es Sant Jordi en Catalunya, que llevan toda la semana anunciándolo en la radio) y también es fiesta en la Comunidad de Castilla y León. (Por cierto: el año pasado Luisa dedicó un magnífico post a contarnos la Leyenda de San Jorge  cuya lectura recomiendo vivamente porque de leer va hoy la cosa).

También el año pasado Chema Llera hizo un cartel precioso a propósito de esta celebración y me gustó tanto que no puedo evitar dejar aquí un detalle de ese trabajo (espero que con su beneplácito) ilustrando esta entrada.

Yo adoro leer: por un extraño azar de la naturaleza los libros forman parte de mi vida aunque en mi casa, cuando era pequeña, nadie leía nada.

Contra mi práctica habitual (y a pesar de que no dispongo de tiempo para casi nada de lo que quiero) tengo en la mesa en este momento dos libros en danza: por un lado "Me llamo Rojo" de Ohran Pamuk y después uno de los libros de la serie "Los olvidados de la Historia" que coordinó Ricardo García Cárcel y que firman Fernando Bouza y Jose Luis Beltrán. Esta segunda lectura tiene un fin que va más allá del mero entretenimiento y que ya os contaré en su momento.

Ahora que voy arañando algo de espacio para esa afición innata tengo la sensación de que he recuperado algo de mi infancia y mi adolescencia, como si durante estos años hubiese dejado una parte de mi dormida. Y me encanta.

Creo que Ainhoa ha heredado mi gusto por los libros y además se revela como una lectora exigente: no le basta cualquier cosa. Recuerdo un post que Inde escribió hace un tiempo a propósto de la buena literatura infantil y que nos advertía sobre los bodrios que a veces circulan por ahí bajo el sobrenombre de "libros para niños" y que pueden resultan auténticas pepeces (por no decir otra cosa).

Poned mimo en la elección de los libros para los chavales, merece la pena. Y leed, leed mucho. Estoy segura que hay un libro, un tipo de literatura para cada uno de nosotros y para cada momento.

Me voy al parque con mi niña y con mi libro. Me llevaré el de Pamuk, aunque no es el más ligero.

Oye, y ahora que he confesado tengo curiosidad....tú, ¿que estás leyendo?

23/04/2008 11:06 LaMima #. Una de libros Hay 12 comentarios.

El sueño de Africa

20080412211720-182.jpg.jpg

Acabo de cerrar las tapas de Lejos de Africa, el libro que Karen Dinesen escribió, bajo el pseudónimo de Isak Dinesen,  relatando los años que vivió en aquel continente y que inspiró la celebrada película de Sydney Pollack.

Sabía de antemano que estas memorias no se correspondían exactamente  con la historia que cuenta el film pero tenía curiosidad por conocerlas sobre todo desde que leí un post de Antón Castro que contaba maravillas de su autora. No me han decepcionado.

Lejos del relato que compone la película, el texto es el paseo por unos años en la vida de una mujer que madura y abre sus ojos en un país que inicialmente le es totalmente ajeno pero que termina formando parte de ella misma.

El libro no es, desde luego, una de esas biografías al uso en las que se cuenta, bajo un medido orden cronológico, las vivencias de alguien.

Karen va relatando diferentes momentos, diferentes personas que pasan por su granja (sin duda un personaje más de la historia) y consigue así que el lector entienda un poco más acerca de otra forma de pensamiento y de vida; la propia de un continente tan duro como hermoso.

Realmente parece que el texto no hablase de ella sino de la gente que llega, de la que ya estaba allí y de la que se va. De la importancia que tiene escuchar a la tierra, fundirse con ella y de cómo alguien puede convertirse en parte integrante de un universo para el que parecía no estar preparado.

Además, y a pesar de esa mueca colonialista inevitable que se trasluce en algún momento, creo que hay un profundo respeto en la forma con que nos habla de esos diecisiete duros y maravillosos años. Eso me ha gustado: no hay mejor viajero, mejor "colono" (aunque por propia definición parezca imposible) que aquél que se asienta con humildad en tierra nueva y deja que sea esa tierra quien le muestre sus reglas para, entre los dos, llegar a algo cercano a "un acuerdo".

Seguramente no hay mujer que haya leído el libro o visto la película que no haya deseado en su fuero interno, en algún momento, ser Karen en Kenia. Yo, desde luego, cada vez que lo pienso......

Admito que estoy deslumbrada por la idea de la sabana inmensa, de los animales salvajes, de los atardeceres y de esa granja acogedora  aunque, con toda seguridad, no tendría el valor suficiente para sobrevivir allí tanto tiempo, pero bueno: se trata de un sueño.

Como tal he vivido este relato y como tal desearía sentirlo de nuevo: aunque solo fuese sentada en un cine, a oscuras, escuchando la música mientras ese tren cruza la sabana  ......

"Yo tenía una granja en Africa, al pie de las colinas de Ngong...La situación geográfica y la altitud se combinaban para formar un paisaje único en el mundo. No era excesivo ni opulento; era el Africa destilada a seis mil pies de altura, como la intensa y refinada esencia de un continente"

 

15/04/2008 07:22 LaMima #. Una de libros Hay 11 comentarios.

PALABRAS MAGICAS

Está la mar de bien encontrar una sorpresa así en el buzón; se trata de la edición impresa de PALABRAS MAGICAS, el delicioso blog que Jose Luis Capilla y los chavales de segundo ciclo de primaria del colegio de Peñarroya de Tastavins han puesto en marcha este curso.

Jose Luis ha tomado el relevo de Simeon Omella y de aquellos profesores de la II República que seguían el método pedagógico de Celestin Freinet y ha puesto a sus alumn@s a observar el mundo que les rodea y a hablarnos de él.

Para ello ha hecho uso de la herramienta de comunicación de nuestro tiempo, internet, de la misma forma que Freinet utilizó su imprenta y ha elegido el formato del blog que además ofrece la oportunidad de comunicarse con ellos y así dejarles comentarios que les animen a seguir.

En su blog los chic@s de Peñarroya nos hablan de su colegio y de su pueblo, opinan sobre los libros que han leído, sobre la vida en su comarca o en sus países de origen e incluso les ha servido para ponerse en contacto con chavales de otros colegios y poner en común sus cosas.

Sinceramente no se me ocurre una forma mejor de motivarles para que lean, observen, escriban, piensen.... reflexionen sobre lo que hay a su alrededor.

Por si alguien tiene problemas para acceder a "La Red" han decidido también "bajar el blog al papel" y han dejado así impresos sus trabajos de este trimestre para que todos podamos disfrutarlo.

El lunes recibí mi ejemplar con esta nota:

A Daniel se le pusieron los dientes largos cuando vió la revista:

.. Déjamela: se la enseñaré a la seño. Nosotros también podríamos hacer algo así.

Ah, como me gustaría: seguro que de esta manera tendría más interés por leer y por cuidar su ortografía y su expresión, pero mucho me temo que no va a ser posible. No veo yo a su profesora por la labor de algo así, la verdad, y es una pena.

Enhorabuena a esos chavales porque el trabajo es estupendo y sobre todo enhorabuena a Jose Luis por conseguir arrastrar a sus alumnos a una actividad tan hermosa. El resultado es magnífico.

Y a vosotros: animaros a visitarles de vez en cuando. Merece la pena.

PALABRAS MAGICAS

16/01/2008 21:24 LaMima #. Una de libros Hay 10 comentarios.

PABLO NERUDA ALBUM

20071227102322-product-1176495.jpg

En cuanto leí la reseña que Antón Castro publicó en El Heraldo de Aragón el día 6 de diciembre (no he conseguido encontrar ese artículo en la edición digital para enlazarlo) quise tenerlo entre manos.

PABLO NERUDA ALBUM, editado por Publicaciones de la Residencia de Estudiantes el pasado mes de septiembre, contiene junto a una detallada biografía escrita por José Carlos Rovira, más de 400 fotografías (algunas realmente magníficas) que recorren la vida del gran poeta.

Comparto con Fernando Sarría una devoción incombustible por la obra de Pablo Neruda. Nunca me han dejado de emocionar sus poemas; hay una música en ellos, un sentimiento, una fuerza que me tiene rendida así que estaba claro que este libro tenía que acabar en mis manos esta Navidad.

Comencé a ojearlo en el viaje de regreso a casa envuelta en la espesa niebla que recorría la ribera del Ebro. Enseguida encontré este fragmento que Rovira extracta de un poema que dedicó a su madre biológica (muerta cuando él tenía apenas un mes). 

Imposible resistirme a todo lo que encierran estas hermosas palabras

"Cuando nací mi madre se moría....

.......

Por eso llevo

un río invisible entre las venas,

un invencible canto de crepúsculo"

28/12/2007 08:04 LaMima #. Una de libros Hay 6 comentarios.

SER DIFERENTE segun Maria Baranda

20071110200129-princesas.jpg.bmp

La tía Roberta dijo que para ella Mosi era como Marte. Igual que nosotros pero diferente. Después sacó un chicle enorme de fresa, por supuesto, y lo repartió entre todos. Ella hizo una bomba gigante como jamás había visto una. Mosi puso su mano delante y la tronó. La tía, entonces, se rió tanto que pensé que su risa iba a salir por la ventana como un huracán y nosotros con ella. Cuando se calmó, y ante nuestros azorados ojos, se puso a contar que algunas personas nacen diferentes como si fuera un día que se parte en dos mitades: unos viven de un lado y ven las cosas de cierta manera y otros viven del otro lado y ven todo distinto. Al decir esa palabra vi como mi hermana sonreía. Y me sentí bien. Porque cuando uno es diferente a todos, a los otros, es como tener agua calentita en el corazón.

Del libro "Marte y las princesas voladoras" de la poeta mexicana María Baranda.

Las ilustraciones son de Elena Odriozola.

Editado por Fondo de Cultura Económica. Mexico 2006

 

22/11/2007 22:38 LaMima #. Una de libros Hay 11 comentarios.

Enanitos y gigantones

20071111172643-hpim4896.jpg

Llevo días paseando el ojo por sus tapas cuando limpio la estantería.

Que curioso, yo lo compré.

Recuerdo bien que se lo regalé a Daniel por Navidad cuando aún era pequeño. También a mí me parecía amable la imagen de los enanitos y debí pensar que sería divertido leer con mi hijo un libro que hablaba de ellos aunque, curiosamente, solo ojeamos uno de los cuentos así que no se todavía muy bien como se plantean las cosas allí dentro.

Que vueltas da todo.

Hace ya un tiempo mi hijo decidió reorganizar su cuarto y "donó" a su hermana todo lo que ya no consideraba "apto" para su edad. Este libro estuvo entre ellas y desde ese día, hace casi dos años, duerme en la habitación de Ainhoa.

He pensado, en algún rato que pueda estar sola (él seguro que no quiere verlo; estoy convencida de que le incomoda mas que a mí) leerlo mas a fondo para ver su tono. Pensar seriamente hasta que punto puede ser realmente incómoda o inoportuna su presencia en nuestra casa.

No es fácil, no. Una pretende no ser más puntillosa de lo imprescindible en estos casos, tener los pies bien en el suelo y no sacar las cosas de quicio ...pero soy nueva en esto y no sé donde está el límite de algunas cosas.

No. La verdad es que no sé muy bien que hacer.

12/11/2007 08:47 LaMima #. Una de libros Hay 13 comentarios.

POR ESCRIBIR SUS NOMBRES

20070721135136-cubierta.jpg

Sé que llego un poco tarde a la vorágine de POR ESCRIBIR SUS NOMBRES, de Víctor Juan, espero que sepa disculparme.

Acudí encantada y curiosa su presentación en Zaragoza y también un poco avergonzada por no haber conseguido hasta entonces el libro (si, ya sé que empiezo a cansar con la misma excusa, pero no por repetitiva es menos real: me ahoga el tiempo), fue un acto entrañable, ya lo conté aquí.

Lo cierto es que, de aquel día, atesoro ya un ejemplar dedicado por Víctor que el pasado fin de semana devoré ávida y que me ha dejado un regusto a ternura y dolor que aún me dura.

No pretendo ni acercarme a emular las hermosas crónicas que Marisancho, Luisa, Miguel Mena, Antón Castro...hicieron entonces del libro, y que recomiendo a todos que vean (se pueden encontrar recopiladas aquí).

Solo me gustaría contar que entre esas líneas he leído un cariño inmenso, un respeto, una admiración incomparable hacia unas personas que vivieron en circunstancias límite con una coherencia y honestidad admirables.

Querría decirle a Victor que su "fábula" me ha emocionado.

Que hay momentos, como ese en que Palmira busca como loca entre la ropa de Paco unas líneas de aire para respirar, que me han parecido tremendamente hermosos.

Que me ha sobrecogido leer el recorrido de Ponzán en ese autobús lleno de incógnitas que le lleva a la muerte porque además siempre me ha resultado especialmente doloroso pensar en la gente de la guerra, en el terror que vivieron y viven personas corrientes que se ven envueltas en conflictos armados:

  ".. el miedo les acompañaba diariamente, era un sentimiento tan familiar y cotidiano que se habían habituado a su mordedura, a vivir suspendidos en un abismo. Estaban acostumbrados al vértigo que produce el dolor.."

Aun así, Victor encuentra una forma de hacer entrar un rayo de sol en ese oscuro momento cuando uno de los guardianes silba "La última rosa del verano" y de esta manera deja que Paco "viaje" a casa de su amigo Ramón Acín donde una pajarita de papel bailaba al ritmo de esa música.

También él hizo sonar esa melodía en día de la presentación del libro, acompañando sus palabras, en un momento que me pareció precioso. Supongo que para Víctor siempre suena entre esas páginas.

Hermosa y dura historia de algo que pudo ser.

Una magnífica forma de dejarnos a esta gente admirable en el recuerdo..y bajo su mismo cielo.

21/07/2007 13:54 LaMima #. Una de libros Hay 4 comentarios.

PAN DE ORO

20070701212402-20060607155256941737.jpg

Desde que conocí el blog Pandeoro, y sobre todo a Luisa Miñana personalmente, andaba yo muy interesada en leerme su libro.

Lo cierto es que no dispongo de mucho tiempo para mis cosas, se me acumula la tarea espero que sepa disculparme, pero por fin hace un par de semanas lo tomé entre manos y hoy he terminado de disfrutarlo. Y digo disfrutarlo porque leerlo ha sido un verdadero placer.

Con él, Luisa me ha trasladado a la Zaragoza del siglo XVI: me ha hecho pasear por lugares muy próximos a mi vida actual como la calle San Pablo, la calle Las Armas, Jaca (tan cerca de donde ahora escribo..) pero envueltos en la atmósfera de otro tiempo, para contarme la historia del escultor italiano Pedro Milano, quien llegó a Aragón con la intención de conseguir el reconocimiento a la calidad de su trabajo que su tierra le negaba.

La vida del maestro Milano contada desde los ojos de quienes le querían y admiraban  resulta conmovedora, triste quizás a pesar del sentido homenaje que cada uno de ellos le rinde en su texto y sorprendente por dejar constancia de que determinadas actitudes humanas son antiguas y, desgraciadamente, eternas.

Me ha enredado pues Luisa con los imagineros y sus gubias, los ha convertido para mí en personas de a pie, en gente de carne y hueso. Es curioso: a pesar de gustarme el arte jamás me había parado a pensar en como eran los hombres que crearon las obras que ahora admiro y, muchas veces, me conmueven. Mi ignorancia no había dejado sitio para eso.

He disfrutado no solo de la historia en sí, sino de la forma que Luisa ha elegido para contarla. La riqueza de su prosa me ha llevado varias veces a leerme párrafos en voz alta, como esta hermosa confesión que pone en boca de Tomás Berasátegui, y que invito a leer así:

"Pasado un tiempo, como había que seguir adelante, juramos no volver a mencionar la historia nunca más y enterrar el dolor. Incumplo, pues, mi promesa. La rompo muy a propósito, aunque Pedro, esté donde esté, en toda la eternidad me perdone, y lo hago porque es a veces de justicia quebrar el silencio bajo el que se pliegan las cosas que nunca se olvidan. Mi memoria las ha guardado intactas y será bueno, Luis, que en la tuya las conserves. No abrigues rencores. El rencor no deja respirar. Pero olvidar, no olvides rediós, porque el olvido nos hace pusilánimes y vuelve nuestro corazón como el pan de oro, hermosa mortaja para las mal trazadas imágenes y estorbo para aquellas en las que la mano del imaginero aún palpita"

Reconozco que he tenido que tirar de diccionario más de una vez, no estoy acostumbrada a algunos términos, pero incluso eso ha sido un placer. He anotado con lápiz cada palabra desconocida y no me he podido resistir a mi vieja costumbre de subrayar algunos párrafos.

Quedará así en mi estantería un libro de los que yo digo "trabajados", que igual a alguien no le gusta el término o el trato, pero a mi me dice mucho de lo que me ha gustado.

Gracias Luisa por esta joya, espero sinceramente que tengas otra en la recámara, y mientras llega me gustaría dejar aquí otro párrafo que, aunque duro, me ha encantado:

"Los odios, como los amores, se acrisolan a veces de golpe sin que sepamos por qué, y se quedan agarrados al borde de la garganta, listos para irrumpir contra el aire y hacer añicos en un segundo la misma vida".

Por cierto, me queda la duda (que ella sabrá resolver) de si existen realmente la silla número noventa y nueve y la ciento veinte en el coro de la Basílica del Pilar tal y como se describen al final del libro. (y si es así, que no creo, sería estupendo poder verlas.....)

("Pan de Oro" fue publicado en 2006 por Mira Editores. Dejo aquí el enlace a su ficha)

01/07/2007 21:26 LaMima #. Una de libros Hay 4 comentarios.

Ayer en la biblioteca..

Si algún día escribo un libro espero poder contar con dos personas que lo presenten con el cariño, la complicidad y el magnífico humor con que ayer Antón Castro y Pepe Melero hablaron de Por Escribir sus Nombres y de Victor Juan.

Sería un honor que alguien como Luisa Miñana hiciese una reseña tan hermosa como la que le hizo anteayer en su blog, o como la que ya publicó Miguel Mena.

Dice mucho de una persona la calidad, la cantidad y la actitud de sus amigos ante sus cosas; como un árbol que uno planta y ayuda a crecer…y de repente descubre que es hermoso y que está lleno de vida.

Merece la pena empeñarse en eso.

01/06/2007 08:45 LaMima #. Una de libros Hay 5 comentarios.

El libro de los escolares de Plasencia del Monte

20070510072311-20070414003227-escolare3-300.jpg

Lo he ido leyendo poco a poco, saboreándolo, y ayer llegué al final: ¡que delicia!.

Creo que es ahora cuando comprendo de verdad lo que Victor Juan decía en su introducción:

"Hay objetos que parecen devolvernos a otra época o nos transmiten la emoción que sintieron quienes los sostuvieron antes que nosotros en sus manos como si en las cosas pudiera latir la memoria. Un poco de todo esto es lo que me ocurre cuando acaricio el humilde papel en que los niños de Plasencia del Monte  y Simeón Omella, su maestro, estamparon, letra a letra, algunas de las páginas más hermosas de la historia de la educación y de la escuela aragonesa del último siglo".

Desde que terminé la carrera, y hasta que Daniel comenzó el colegio, he vivido ajena al mundo académico: es ahora, como madre, cuando he empezado a preocuparme en serio por la forma en que mis hijos van a desarrollarse desde ese mundo. Para mí ha sido una sorpresa conocer gracias a este libro la existencia, en otro tiempo, de una escuela tal como yo la concibo.

He descubierto que Simeón Omella, como otros profesores del entorno rural durante la II República, trabajó con los niños de Plasencia del Monte siguiendo un método pedagógico ideado por Celestin Freinet después del fin de la I Guerra Mundial.

 

Todo lo que leo acerca de este hombre redunda en una misma idea: Freinet era un maestro del pueblo al que le gustaba aprender de su gente y que huyó siempre de las teorías y los individualismos. "descubrió que la escuela no tenía razón de ser si los niños no se comprometían con ella, no cooperaban en el desarrollo de sus clases.... Los niños han de aprender de la vida y de la comunidad en la que viven".

Su método era eminentemente práctico: trabajo en equipo, correspondencia entre escuelas diferentes, cooperación entre los maestros, esa imprenta con la que "inmortalizar" los trabajos de los chavales...una escuela viva.

¡Cuánto me hubiese gustado participar en algo así cuando era pequeña!. No es difícil imaginar los rostros satisfechos de unos niños de 7, 8,10 años viendo sus cuentos, sus historias impresas y encuadernadas a los ojos de todos.

En esta hermosa reedición leo como los niños de Plasencia del Monte, guiados por Omella, nos cuentan muchas cosas de sí mismos, de su pueblo y de su vida en esas entrañables páginas: Antonio García, de 10 años, habla de la vida de los esquiladores, Eusebio Beraues (con "10 años y 6 meses") relata una "historieta" protagonizada por un bandido apodado "El cucaracha" que no digo yo que fuese del todo inventada, hay un pequeño relato conjunto de toda la clase acerca de la agonía de una culebra en medio de una cosa extraña que se llama "asfalto" y no he podido evitar sonreír con el tinte surrealista de la historia de "Zacarías el caracolero" que relata Manuel Malo, de 10 años.

Hay cariño y trabajo en esas páginas, ¡que orgullosos se debieron sentir al verlo terminado!,

Pienso también en el asombro  de Elena Ruiz Gallán al descubrir en la "falsa" de su casa ese libro extraño en el que se hablaba de gente de su pueblo y que ha hecho posible que hoy podamos tener esta joya en nuestras manos...increíble. Ella también debe haber sentido algo muy especial con esta publicación.

"Pocos días después de que Simeón Omella y los niños de Plasencia del Monte concluyeran de encuadernar este libro, con el papel recién herido por la tinta, estallaba la Guerra Civil. Las palabras fueron ahogadas por el estruendo de las balas y las bombas." escribe Victor Juan en la conclusión de su prólogo.

Que lástima, que oportunidad perdida, que lejos queda esto.

Quizá este libro mueva voluntades nuevas, quizá empiece a cundir el ejemplo. No se si quedan maestros como Freinet, o como Omella.

Yo, de momento, he hecho algún agradable descubrimiento......

10/05/2007 07:25 LaMima #. Una de libros Hay 3 comentarios.

Una sorpresa

Ir a una librería y perderme entre sus estanterías es uno de los mayores placeres que conozco: husmear entre tomos, "cotillear" las reseñas de las solapas, abrir una página al vuelo y dejarme sorprender, esa alegría de salir con un libro entre manos...

Me gusta también comprobar que mis hijos disfrutan quedándose en las mesitas llenas de cuentos y libros para niños que empiezan a cundir en algunos centros comerciales y en las propias librerías (especialmente atractivo el rincón que la Librería Cálamo tiene para los peques: hace unos días Ainhoa disfrutó un montón, ¡incluso se hizo un tren con las sillitas!). Me hubiese encantado tener la oportunidad de hacerlo cuando era pequeña.

Sin embargo, a veces, los libros llegan a ti de una forma más bonita si cabe.

Esta mañana, al llegar al trabajo, he encontrado estas dos maravillas sobre mi mesa:

No puedo explicar la emoción que me ha provocado tan hermoso regalo: ansiaba desde hace días tenerlos en mis manos pero no podía imaginar que iban a venir envueltos de tanta sorpresa y afecto, reconozco que aún estoy un poco alborotada.

No sé yo si me merezco esto.

17/04/2007 14:18 LaMima #. Una de libros Hay 10 comentarios.

La Arboleda Perdida

Uno de los pasatiempos favoritos de Ainhoa es vaciar el mueble librero que tenemos en la entrada de casa (lógico;  allí está todo a su altura).

En él guardo mis primeros libros; en su mayoría ediciones de bolsillo baratas que, en aquel tiempo, siempre forraba con plástico para darles un poco más de consistencia.

De una de sus últimas estampidas se me quedó en las manos LA ARBOLEDA PERDIDA de Rafael Alberti.

En este libro el poeta cuenta su vida desde su infancia andaluza hasta los comienzos de la Guerra Civil. Cuando lo compré escribí en una de sus primeras páginas: "Lekeitio, Reyes 81"...cuanto tiempo, pensé, y lo ojeé un rato.

Siguiendo una costumbre que aún mantengo había párrafos subrayados con lápiz y algunas páginas marcadas con hojas secas...me detuve en una de ellas, cerca del final del libro.

Allí, ya entonces, me quedé encandilada con este poema que Alberti escribió cuando conoció a la que fue su compañera durante tantos años, Maria Teresa León.

(Hace un tiempo Inde nos regaló un párrafo hermosísimo de las memorias de esta mujer en su blog...aún tengo pendiente conseguir ese libro).

Releo el poema, una y otra vez. Se titula "Retornos de amor recién aparecido", y dice así

 

Cuando tú apareciste,   

penaba yo en la entraña más profunda

de una cueva sin aire y sin salida.

Braceaba en lo oscuro, agonizando,

oyendo un estertor que aleteaba

como el latir de un ave imperceptible.

Sobre mí derramaste tus cabellos

y ascendí al sol y vi que eran la aurora

cubriendo un alto mar de primavera.

Fue como si llegara al más hermoso

puerto del mediodía. Se anegaban

en ti los más lúcidos paisajes:

claros, agudos montes coronados

de nieve rosa, fuentes escondidas

en el rizado umbroso de los bosques.

Yo aprendí a descansar sobre tus hombros

y a descender por ríos y laderas,

a entrelazarme en las tendidas ramas

y a hacer del sueño mi más dulce muerte.

Arcos me abriste y mis floridos años,

recién subidos a la luz, yacieron

bajo el amor de tu apretada sombra,

sacando el corazón al viento libre

y ajustándolo al verde son del tuyo.

Ya iba a dormir, ya a despertar sabiendo

que no penaba en una cueva oscura,

braceando sin aire y sin salida.

Porque habías al fin aparecido.

 

Dice Alberti: "..en él se rememora, después de más de veinte años, el estado de cueva en que vivía y la luz principal que echando sus cabellos en mis manos me hizo subir al sol y sentir que en el mundo la primavera  no había muerto."

Veintitantos años más tarde me sigue pareciendo tremendamente hermoso.

10/04/2007 23:24 LaMima #. Una de libros Hay 8 comentarios.

Cien años de soledad

20070308011341-20041105-001.jpg

"Cien años de soledad" es sin duda el primer libro que me deslumbró en serio; siempre he dicho que es uno de mis favoritos aunque mi historia con esta novela no empezara muy bien.

Había oído hablar del él pero para mí aquella época era de total "economía de guerra" (estaba en el instituto) y no estaba en condiciones de comprármelo así que conseguí que me lo prestase una compañera de clase.

Creo que hice como tres intentos de leerlo pero enseguida me quedaba atascada. Demasiados personajes con los mismos nombres: Arcadio, José Arcadio, Aureliano , todos siempre bailando alrededor de Úrsula.... empezaba a eternizarse en mi mesilla pero me sentía incapaz de devolverlo sin haberlo leído. Alguien me contó que se había hecho un árbol genealógico para seguir la historia y sus protagonistas pero eso a mí no me parecía bien: una novela no puede ser destripada así, no vale. Uno debe dejarse llevar por la historia, nada más.

Una noche decidí hacer un último intento...y resultó. Encontré la puerta para entrar a Macondo y al mundo mágico de García Márquez, o quizá  es que era mi momento para entenderlo, quien sabe.

Me zambullí en la novela completamente, era como una droga: leía en la cama  a las tantas de la mañana, en el autobús durante el breve trayecto al Instituto... no la podía dejar. Me era imprescindible saber que pasaba con aquella fantástica familia, sobrecogerme con la herida que el tiempo, la historia y sus vicisitudes dejaba en ellos, pensar de esa forma mágica en las cosas que en la vida real nos hunden aunque en aquel momento yo estaba muy lejos de comprender mucho de lo que allí se contaba:

"Amaranta Úrsula y el pequeño Aureliano habían de recordar el diluvio como una época feliz. A pesar del rigor de Fernanda, chapaleaban el los pantanos de patio, cazaban lagartos para descuartizarlos y jugaban a envenenar la sopa echándole polvo de alas de mariposa en los descuidos de Santa Sofía de la Piedad. Úrsula era su juguete más entretenido. La tuvieron por una gran muñeca decrépita que llevaban y traían por los rincones, disfrazada con trapos de colores y la cara pintada don hollín y achiote, y una vez estuvieron a punto de destriparle los ojos como le hacían a los sapos con las tijeras de podar. Nada les causaba tanto alborozo como sus desvaríos. En efecto, algo debió ocurrir en su cerebro en el tercer año de la lluvia, porque  poco a poco fue perdiendo el sentido de la realidad, y confundía el tiempo actual con épocas remotas de su vida, hasta el punto de que en una ocasión pasó tres días llorando sin consuelo por la muerte de Petronila Iguarán, su bisabuela, enterrada desde hacía más de un siglo. Se hundió en un estado de confusión tan disparatado, que creía que el pequeño Aureliano era su hijo el coronel por los tiempos que lo llevaron a conocer el hielo, y que el José Arcadio que estaba entones en el seminario era el primogénito que se fue con los gitanos.."

Todo el libro es una locura deliciosa y cruda, como una lupa de colores a través de la cual ver el mundo desnudo en su  miseria y su humanidad. Te hace sonreír, te estremece, te horroriza y te enternece...lo que hace la vida.

García Márquez me abrió entonces la puerta al mundo mágico de la literatura sudamericana que, en un tiempo, me envolvió (recuerdo también la maravillosa "Gabriela, clavo y canela" de Jorge Amado) y que estos días que se celebra su ochenta cumpleaños se rememora.

Hay algo en mí muy cercano a ese surrealismo simple y en cierta manera tierno. Me encanta esa forma de ver la vida, ese punto de humor y verdad, esa sencillez. Encuentro música en esas letras.

Retomo el libro, ahora ya en mi poder, y pienso que quizá es hora de releerlo: de dejar que las hormigas invadan mi casa como allí, de ver como asciende a los cielos Remedios La Bella, de absorber la poesía de ese texto y el fondo de verdad cruda que envuelve. Creo que no me decepcionaría, es imposible después de leer, ahora al azar, esto:

"Viéndolo montar picaportes y desconectar relojes, Fernanda se preguntó si no estaría incurriendo también en el vicio de hacer para deshacer, como el coronel Aureliano Buendía con los pescaditos de oro, Amaranta con los botones y la mortaja, José Arcadio Segundo con los pergaminos y Úrsula con los recuerdos."

La imagen es un aguafuerte del artista colombiano Pedro Villalba. La presentó en una exposición que el  Museo Nacional de Arte (MNA) de Bolivia presentó en noviembre de 2004 con el título "Cien años de soledad al aguafuerte" y que reunía 120 grabados que ilustraban la magnífica novela de Gabriel García Márquez.

08/03/2007 01:15 LaMima #. Una de libros Hay 8 comentarios.

La presentación de Jánovas

20061215074625-322664530-bf4d57638b.jpg 

No me resisto a comentar algo, aunque sea breve, de la cita ayer en la Cálamo con Marisancho y su Jánovas.

Como no podía faltar, Jose Antonio Melendo anduvo por ahí haciendo fotos y las ha colgado en su blog. Es magnífico. Trajo a Marisancho una ampliación de una vista de Jánovas que es un lujazo, de veras (es la tercera foto que podéis ver allí). La foto que cuelgo aquí es suya. Además me sirvió para conocerle personalmente, que aún no nos habíamos visto las caras.

He de deciros que fue un rato encantador, lleno de gente amiga. Marisancho llegó toda apresurada a las 20,30h. procedente de Lérida con los dos únicos ejemplares que pudo arrancar a una imprenta que la ha dejado "colgadica" y que no tendrá hasta la semana que viene la tirada acordada. Tremendo.

Cualquiera se hubiese echado a llorar.. pero mi Mari no. Ella presenta su libro y en él está el valor de lo que allí se recibía así que se lo tomó con filosofía.

Vimos un pase de unos minutos de un documental precioso que han hecho sus compañeros acerca de la historia y que me emocionó (sobre todo cuando vi allí a los Garcés. Es como si los conociese de siempre). Marisancho nos habló encaramada a la escalera de la trayectoria de ese libro con toda naturalidad, y sin haber podido pasar antes por su casa para engalanarse para la ocasión... pero no le hacía falta. Estaba entre amigos y se notaba.

Yo también disfruté. Conocí al fin personalmente a gente como Victor Juan, unjubilado, Fernando Sarria, Javier Torres, Bambino.. Luisa Miñana y yo ya nos habíamos visto poco antes. Me hizo mucha ilusión, sí.

Bueno, que ya está la cosa "casi" en marcha. Espero que la semana que viene la Cálamo tenga disponibles los libros para poder ir a comprarlos... por cierto, la edición es preciosa. ¡Enhorabuena y suerte Mari!

15/12/2006 07:47 LaMima #. Una de libros Hay 13 comentarios.

Marisancho vuelve a Jánovas

20061211161715-20061201121744-portadajanovas.jpg

(Portada de la reedición del libro. Es parte de una foto de la plaza de Jánovas durante su fiesta mayor, allá por los años 50)

La cita es este jueves, día 14, a las 20,30h. en la librería Cálamo, en la Plaza San Francisco.

Marisancho reedita JÁNOVAS, VICTIMAS DE UN PANTANO DE PAPEL, y esa será su presentación oficial.

Se trata de un libro conmovedor, muy hermoso.....y muy duro cuya primera edición es de 2004.

Para quien no conozca la historia, a mi fue ella quien me la contó, Jánovas era un pueblo del Pirineo aragonés, en el valle del río Ara, que hace ya unos cincuenta años, fue expropiado brutalmente  con la excusa de construir un pantano fantasma: una obra que finalmente nunca se llegó a ejecutar.

Resulta desolador leer como sus antiguos habitantes fueron víctimas un acoso y brutalidad propios de organizaciones mafiosas por parte de las "autoridades" y los empleados de Iberduero con el único fin de  hacerse con su pueblo y dejarlo morir para nada.

Emociona su crónica a través de los testimonios de los vecinos del pueblo y de sus descendientes: el triste final de Antonio Buisán Lacort, cartero y última persona que falleció en Jánovas. Francisca Castillo, que pone los pelos de punta cuando cuenta que su hija Teresa, un bebé entonces, no mamaba, ni lloraba ni nada aterrorizada por las explosiones de dinamita que Iberduero utilizaba para derribar las casas contiguas. Esta mujer y su marido, Emilio Garcés fueron los últimos en salir del pueblo y, desde luego padecieron situaciones de acoso y abuso realmente increíbles por grotescas y, permitidme, bordes.

Al final un sinfín de despropósitos, brutalidades, cacicadas, esperanzas, desesperanzas, una inexcusable connivencia entre las distintas administraciones e Iberduero... una injusticia tan inmensa que revuelve el estómago.

Marisancho relata con precisión el desarrollo de todo el "proceso" burocrático  desde los años 50 hasta nuestros días pero, sobre todo, impacta su mirada hacia la gente de Jánovas. Les trata como merecen; con un cariño infinito y con profundo respeto, haciendo suyo su dolor, su indignación, su rabia, su perplejidad ante semejantes actuaciones, su exigencia de soluciones.... Es tan evidente lo que se ha implicado allí que no me extraña que hace unos días Pedro Arrojo la presentara como procedente de Jánovas.

Pues el jueves vuelve a la carga, con alguna novedad supongo, aunque seguramente no con la noticia deseada, pero andando se hace camino....

Allí estaremos para recibir a ese "hijico" suyo renovado y actualizado, seguro que igual de hermoso y conmovedor. Con mucha Marisancho entre líneas y muchas verdades. Y supongo que, al final, con el mismo deseo que ya manifestaba en el epílogo de la primera edición. "Nunca más habría de consentirse una historia como la que aquí va narrada. Nunca más, dejar que se gobierne contra los gobernados. Ni contra la Naturaleza".

11/12/2006 20:22 LaMima #. Una de libros Hay 17 comentarios.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris

Estadisticas web Contador
Contador Gratis