Facebook Twitter Google +1     Admin

LaMima



Un nuevo horizonte. Guia sobre Acondroplasia

Un nuevo horizonte.
Guia sobre Acondroplasia(pdf)

¡Ya tenemos silla!

Pero llevamos ya días
y todavía faltan adaptaciones en
el colegio de
Ainhoa

Fin contador de días sin adaptación gentileza de Blogia -->

Temas

Archivos

Enlaces


De nuevo Iguácel...y un libro

El sábado volvimos a Santa María de Iguácel (he hablado varias veces de ese paseo: aquí y aquí pero no me resisto a nombrarlo de nuevo).

Una mañana soleada y ventosa perfecta para recorrer el precioso valle de La Garcipollera (espléndido tras este invierno de nieves) y llegar a la hermosa ermita de la Virgen de Iguácel

En estas fechas con regalo incluido: es posible visitar su interior. Durante los meses de julio y agosto la ermita permanece abierta de 9,00h a 19,00h. Os aseguro que merece la pena…es una auténtica belleza

Como ya os conté una vez, la talla de la virgen es una reproducción del original (que se encuentra, creo, en el Museo Diocesano de Huesca) pero no importa. Una se queda enamorada de esas pinturas, de la sencillez de los muros de piedra..de esa humildad hermosa que tiene el románico.

Por favor, si tenéis oportunidad no dejéis de visitarla. Es un verdadero regalo del tiempo.

 

 

****

 

Me quedan exactamente 12 páginas para terminar La Lluvia Amarilla, de Julio Llamazares, un libro que deseaba hace tiempo.

Ayer, subiendo Monrepós, leía:

“..de pronto, hacia las dos o las tres de la mañana, un viento suave se abrió paso por el río y la ventana y el tejado del molino se llenaron de repente de una lluvia compacta y amarilla. Eran las hojas muertas de los chopos, que caían, la lenta y mansa lluvia del otoño que de nuevo regresaba a las montañas para cubrir los campos de oro viejo y los caminos y los pueblos con una dulce y brutal melancolía.

A partir de aquella noche, el óxido fue ya mi única memoria y el único paisaje de mi vida. Durante cinco o seis semanas, las hojas de los chopos borraron los caminos y cegaron las presas y entraron en mi alma como en las habitaciones vacías de las casas.”

No puedo explicar el cúmulo de sentimientos que me ha provocado este libro; es increíble como se puede explicar con tanta belleza una historia inmensamente dura, dolorosa… llena de desesperanza.

 

20/07/2009 07:32 LaMima #. Senderos y montaña

Comentarios » Ir a formulario

lamima

gravatar.comAutor: badil

Que le quería contar que el fin de semana pasado conocí a otra Ainhoa.
Cercana a la treintena, había viajado con su familia al Pirineo y estando su novio en el Festival, no se pudo despegar de la manada mas que para una comida.
Me pareció increíble como de una persona con , a priori, total capacidad autónoma se podía hacer un ser completamente dependiente.
Vamos, que si hubiera podido, la madre todavía la llevaba en la silla de bebé.
Me acordé de usted y sinceramente creo que su Ainhoa va a crecer mucho más que la otra.

Fecha: 20/07/2009 15:04.


gravatar.comAutor: laMima

Si Badil: hay una rara (y abundante) especie de madres/padres/hijos/as que se lo pasan pipa controlandose unos a otros hasta la enfermedad. Foreverandnever. Que aburrimiento, que agobio.
Espero que tenga razón y mis cachorricos "crezcan" como deben en eso.
Gracias mil.

Fecha: 20/07/2009 15:38.


gravatar.comAutor: ojal-a

¡Anda pero si yo estuve en Iguacel también el sábado! que pena que fue por la tarde... pero tienes razón en que es un lujo que este abierta y poder ver las pinturas. Era algo que hasta este fin de semana se me había resistido. Bueno y además de pintura vimos un "desfile de famosos" porque debían de tener libre los del rodaje de "Que se mueran los feos" y por ahí andaban deambulando Javier Cámara, Carmen Machi, etc. ¿O sería que estaban grabando alguna escena con cámara oculta y yo no me enteré?
Besos.
a.

Fecha: 20/07/2009 18:04.


gravatar.comAutor: laMima

¡Andaa..que casualidad!, nosotros estuvimos por la mañana pero la moza ya nos dijo que "esperaban visitas" por la tarde..(¿se refería a ti? jeje).
Mira, me hubiese gustado verlos, si señor.

Fecha: 21/07/2009 12:21.


gravatar.comAutor: Rosa.

Un texto estupendo, dan ganas de leer el libro... yo todavía tengo unos cuantos pendientes de comprar: cuando me acuerdo, no hay dinero, y cuando hay dinero, no me acuerdo... :(
Larga vida a esas pinturas, que son una maravilla y no quedan muchas así.
Besos.
Rosa.

Fecha: 21/07/2009 12:44.


gravatar.comAutor: Mamen

Desde que leí la lluvia amarilla, tengo pendiente visitar Ainielle. Pasan los días y todavía sigue pendiente.
Empecé hace unos meses las rosas de piedra de Llamazares...lo retomaré este verano, pero no es como la lluvia, no.
Gracias por recomendar Santa María de Iguacel, otro pendiente. Ayssssssss!
Un abrazo y pásalo muy muy bien.

Fecha: 21/07/2009 19:11.


gravatar.comAutor: Elena

Me encanta la ermita, que linda!!! que pinturas!!, ¿sabes? me recuerda a San Clemente de Taul (el pantócrator), son el mismo estilo de pintura...te llevan a otro tiempo, sí señor. Bss montañera

Fecha: 21/07/2009 22:36.


gravatar.comAutor: José Luis

Hola Inma.

Yo leí La lluvia Amarilla en Ansó, por lo que rocé el éxtasis vital. Lo leí tras José, un hombre del Pirineo, de Severino Pallaruelo, y este me cautivó y entusiasmo absolutamente. Te lo recomiendo si tienes oportunidad. Lo malo es el precio, pues es de esos grandotes de Prames, con fotos enormes, y cuesta un huevo. Pero, reitero, es precioso. Igual que la mermelada de manzana de los frutos recogidos en Cenarbe, también te ofrezco el libro si quisieras leerlo u ojearlo.

También este invierno pasado tuve la suerte de ver la obra de Llamazares en el teatro, y me gustó. El actor principal tiene unos monólogos alucinantes.

Un abrazo.

Fecha: 22/07/2009 01:18.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris