LaMima



Un nuevo horizonte. Guia sobre Acondroplasia

Un nuevo horizonte.
Guia sobre Acondroplasia(pdf)

¡Ya tenemos silla!

Pero llevamos ya días
y todavía faltan adaptaciones en
el colegio de
Ainhoa

Fin contador de días sin adaptación gentileza de Blogia -->

Temas

Archivos

Enlaces


Mi río

20090326200427-3353624620-7c5a7fea14.jpg

Entonces no había piscinas, ni socorristas, ni vestuarios, ni cloro, ni cosas de esas. Al menos para la gente como nosotros.

Las tardes tórridas de verano desfilábamos con las bicis por la carretera, las mamás detrás parloteando, sin casco ni rodilleras: con chancletas.

La cuesta que bajaba al río era empinada, un montón de tierra y piedras. De cuando en cuando el alboroto de bicis se convertía en una debacle y más de uno acababa la tarde con las rodillas ensangrentadas, escupiendo piedrillas pequeñas y llorando a moco tendido no tanto por el escozor como por el disgusto de quedarse aquella tarde sin baño.

El agua solía estar siempre turbia: unos días verdosa y otros chocolate. Daba igual. Nos calzábamos las zapatillas viejas y entrábamos a saco, inmunes a los peces que pudiesen andar por ahí, a las culebrillas o al fango. Un gran flotador (una vieja rueda) servía para todos y siempre había un valiente que se tiraba al agua oscura desde el rincón más alto.

Me gustaba mucho ir allí cuando nos visitaban mis primos. Les enseñaba orgullosa aquel trozo de río como si fuera nuestro. Igual les parecía que no, que estaba tontica, pero me parece que tenía razón. Ese río era un poco mío, como de tantos.

Hace tiempo que su curso ha cambiado: aquel río mío ya no existe, como se fueron otras cosas de antaño.

He encontrado por casa unas cuantas fotos de mi infancia. Disfruto muchísimo mirándolas, no me canso de hacerlo, y esta me gusta especialmente.

Estoy en la Onsella, nuestro río con nombre de mujer, disfrutando con mis primos de una tarde de baño.

Descubro ahora que la Onsella nace cerca de las Cinco Villas y desemboca en el Aragón, el río que viene de mi montaña, en Sangüesa.

Me hace gracia comprobar que, por mucho que me parezca, no me he alejado tanto.

26/03/2009 23:46 LaMima #. MUY PERSONAL

Comentarios » Ir a formulario

lamima

gravatar.comAutor: laMima

No Harry, no pudo ser. Pero tiene crónicas por ahí (http://www.unjubilado.info/2009/03/26/16-bloggellon/#more-3666 por ejemplo).
Desde que curro cerca de casa me resulta más complicado. Espero no fallar al próximo...¿vendría usted?, ah, sería un honor Harry.

Fecha: 27/03/2009 08:04.


gravatar.comAutor: Ybris

Es verdad. Da gusto recordar esos ríos que todos hemos tenido de pequeños.
Y descubrir que aquellos paisajes no nos son tan lejanos.
A pesar del tiempo transcurrido.

Besos.

Fecha: 27/03/2009 09:27.


gravatar.comAutor: unjubilado

Esta imagen me recuerda mis baños en El Ojo del Canal, -acueducto del canal Imperial que salva el río Huerva por el Barrio de Torrero-.
Junto a mis padres íbamos en muchas ocasiones a bañarnos en el Huerva con un neumático, prestado por algún vecino.
Un abrazo

Fecha: 27/03/2009 09:45.


gravatar.comAutor: 39escalones

A lo mejor ahora metes los pieses y sacas sólo el hueso... ¿Te has dado cuenta por un casual si ahora hay peces con tres ojos, como en Los Simpson?
Besos findesemaneros.

Fecha: 27/03/2009 09:57.


gravatar.comAutor: Elena

El agua del río Alberche lo recuerdo como el hielo, pero daba igual, allí disfrutábamos un montón. ¡Lindos momentos sacados del baúl de los recuerdos!...

Fecha: 27/03/2009 10:00.


gravatar.comAutor: Inde

Claro que los ríos son nuestros. Como dicen algunos amigos míos, un río es mucho más que un simple canal que transporta agua. Siempre, parte de nuestra identidad y nuestro paisaje les pertenece a ellos, como su esencia a nosotros.

Nosotros íbamos al Arba... también cincovillés. A ti te pasa un poco que estabas predestinada, como mi sobrinica Laia: nació en China un 20 de abril...

Fecha: 27/03/2009 10:29.


gravatar.comAutor: Mamen

Todo que decribes me lleva a estar con mis tres hermanos varones que son mayores que yo. Cuando era pequeña me atrevía a todo por igualarles. Recuerdo aprender a nadar con ellos siendo una mocosa en el pantano, mis hermanos me espabilaron para todo y sabía que era niña porque me peinaban con trenzas jaja.
No sé como me pueden atrapar tanto las fotos antiguas. A veces pienso todo lo que nos hemoso perdido por no tener fotografías hace más siglos, gracias que tenemos los textos, pero una foto capta en ese breve momento todo lo vivido, sentido y me transmite ¡tantas sensaciones!.
Los ríos son algo nuestros, es nuestra identidad, claro que sí.
Un abrazo

Fecha: 28/03/2009 14:44.


gravatar.comAutor: Entrenomadas

Yo también recuerdo bañarme en un río que ahora está lleno de cicatrices y de ladrillo.

Me gusta esa idea de subir fotos de cuando eramos cri@s.
Se me ha ocurrido una cosa.
Te la cuento un rato...

Kisses,

M

Fecha: 30/03/2009 10:32.


gravatar.comAutor: mayusta

Preciosa evocación. Aquí era (casi igual) en el Ebro o el Gállego o la Huerva...Tiempos de agua, tiempos de nostalgia. Besos

Fecha: 30/03/2009 13:43.


gravatar.comAutor: laMima

Que me lo están preguntando por doquier: yo soy la del flotador-rueda, si.( ¿A que me parezco a mi niña?)

Fecha: 01/04/2009 18:16.


gravatar.comAutor: carlitos

Ya decía yo que me sonaban...tus pies. Aquel día estaba yo buceando por la zona y me diste un susto... ;-)

Fecha: 06/04/2009 20:09.


Añadir un comentario



No será mostrado.